3.05.2012

....Te amo.


Entrar en mis costillas siempre será un riesgo, princesa, porque aquí adentro no sólo se esconden sonrisas y amores de luna llena, sino también todo lo que escondo. Mis miedos, mis inseguridades, mi falta de argumentos. Y por eso decirte te amo me tomó una tarde de lágrimas que empapó el colchón. Porque decirte te amo implica decir que esto, todo esto que soy, las risas a las tres de la madrugada y los dientes apretados con rabia al amanecer, la magia y la oscuridad, las heridas y las mariposas, todo esto es lo que te ama. Porque cuando seduces te escondes, cuando amas te desnudas. Me gustaría decirte que no, que te ama sólo la mujer que me gusta ser, pero eso sería mentirte. Te amo, y amarte significa que tienes pase expreso para meterte en mis costillas y escarbar lo que quieras, aunque siempre habrá espacios sin luz en los que no podrás ver absolutamente nada porque no eres yo y no puedes leer a ciegas, pero por el resto puedes deambular y desempolvar las cajas en mi aorta, o quizás las palabras que no dije en mis pulmones, o el grito que se me enredó en la garganta la última vez que amé a alguien. Incluso, si caminas despacito y con cuidado, puedes encontrar por ahí las miniaturas de las otras personas a las que amo (porque no creo en la tilde del verbo amé, y nunca hago limpieza en ese lado de mí). De paso, te pido por favor que si me encuentras, grites, que hace muchos años hubo un temblor y quedó vacío el espacio para amarme a mí misma.  Decirte te amo es aceptar una vulnerabilidad más allá de lo lógico, y aceptar también que todo puede ser irremediablemente mágico como catastrófico.  Que puedes ayudar a que todo aquí adentro sea un lugar habitable, puedes romperme un par de ilusiones y esperanzas, o puedes dejar todo intacto, que total nada de esto es tu responsabilidad y para amar no siempre se pide permiso, sólo pasa y te encuentras con que cada vez que me ves se abren más puertas y conoces aún más este laberinto que soy, este corazón con insomnio y estas ganas indomables de ser excelentemente buena hasta siendo mala. No sé hasta qué parte de ti tenga yo acceso, no sé que encuentre dentro, pero sí sé que cuando digo que te amo lo digo con todos tus defectos, con tus miedos, con tus paranoias y tus inseguridades. Con tus manías, tu pasado y hasta tus historias inconclusas. Pero basta de hablar, pasa, pasa, hurga si quieres hasta en mi cerebro, así descubrirás que anoche, preciosa, soñé otra vez con vos.

3 comentarios:

Lyds Marie dijo...

Who, who, who?

La curiosidad me puede.

Y yo te adoro, Luna, qué hermoso fue verte, y bailarte, jajaja :D

Lors dijo...

He aqui la mejor manera para decir Te amo.

claudia elena dijo...

Luna Luna Luna
qué se puede decir después de esto...
amé ",o el grito que se me enredó en la garganta la última vez que amé a alguien" y "para meterte en mis costillas y escarbar lo que quieras, aunque siempre habrá espacios sin luz en los que no podrás ver absolutamente nada porque no eres yo y no puedes leer a ciegas"

y esto
"Decirte te amo es aceptar una vulnerabilidad más allá de lo lógico, y aceptar también que todo puede ser irremediablemente mágico como catastrófico."
es por eso que da tanto pinche miedo decirlo
tanto.pinche.miedo.decirlo


y pues ya
me dan ganas de decirte que te amo pero sabemos que no te amo jajaja
sí te admiro
y te ha agarrado cariño con los años :B

abrazo
pez