1.19.2012

Arriesgarse.

Si me leen, sabrán que soy una mujer que se arriesga.

Suelo saltar al vació en el amor, principalmente, y también tiendo a la suerte asiduamente (en estas vacaciones lo hice mucho, nadando en ríos con corrientes fuertes y metiéndome a mares tempestuosos, por ejemplo). Me gusta vivir mi vida rápido y al máximo porque soy de las que dudo estar viva el día de mañana... Y, como he aprendido en multitud de situaciones peligrosas (saltando pequeños acantilados, por decir algo): El que duda pierde.

Además, sabrán también que soy una mujer a la que le gusta la adrenalina.

Mis relaciones sentimentales son jodidas porque busco que sean jodidas. Y así es todo en mi vida (desde mis hábitos alimenticios hasta mi promedio académico). Si duro demasiado tiempo en la normalidad, me aburro y voy y me busco algún problema con el que quemarme la cabeza. Un nuevo reto, un nuevo acertijo, un nuevo proyecto. Soy impulsiva y límite. Necesito sentir cosquillas en la panza con cierta regularidad.

Y bueno, ¿a qué viene todo este preámbulo?

A que mañana me tiro de nuevo al agua. (Lydia María probablemente leerá esto y sonreirá ya que se parece ligeramente a la historia de cómo nos conocimos). Así es: Mañana aceptaré una invitación a un café con una mujer que conozco hace dos días vía twitter (si usted quiere seguirme, pinche aquí), simplemente porque me causa curiosidad y porque me ha hecho sonreír vía msn las últimas dos noches. Hace mucho nadie me hacía sonreír vía msn. Les contaré prontamente qué tal me fue.

2012, al parecer estás cumpliendo tu promesa de traer gente nueva a mi vida. Gracias por eso.


2 comentarios:

claudia elena dijo...

ujuu ^^ nueva historia

Mi Ser dijo...

ummmmm seguiré atenta ese café... que de seguro la sonrisa se vuelve mutua junto a la chica que salta al vacío sin nada más que Creer!....

Te dejo mi Fe para que la pongas en esa mirada que te encontrarás... Sino una buena sonrisa será suficiente...

Abrazoles Bonita....
Mi Ser.