1.11.2010

Querido diario, mátame por favor.

Nota al margen: Siga tranquilo, lector, este es un posteo altamente ignorable. De esos que no valen la pena. Un posteo de diario.


3:40 am. No sé qué me pasa. Ha sido un día lindo, supongo que ya no es hoy sino ayer y las cosas no se ven tan bien hoy. El cielo está nublado, y las nubes se ven naranjas como siempre. Naranja. La nubes deberían ser de otro color, pero no, en esta ciudad fría las nubes a las casi 4 am son naranjas.

Me duelen los dedos. Bueno, sólo tres dedos de la mano izquierda. Los que se usan para La menor en la guitarra. Los tengo hechos mierda. ¿Desde cuándo se me ocurrió a mi tocar guitarra? Y una mierda. Al menos es una manera bonita de arrancarme la piel. Duele, pero suena bonito.

Creo que estoy un tanto borracha. Borracha de sueño, de exceso de sustancias químicas en el cerebro, de dudas, de enredos. De dolor de dedos, sí, también, incluso rima.

No sé para dónde vamos con Lía, y me encantaría saber. Quiero... quiero una novia, joder, ¿a quién le miento? Y quiero piel, sí, también quiero piel. Pero no sé para dónde vamos, ni qué quiere de mí, ni qué estamos haciendo. Yo quiero que me tome en serio. ¿Por qué putas tengo yo que tomarme todo en serio siempre? No, mejor: ¿por qué putas tengo yo que tomarme todo en serio siempre, cuando el 90% de la gente no lo hace?. Quiero saber desde ya si estoy siendo una diversión, o si en serio le importo. No soy quién para que se enamoren de vuelta, siempre lo he sabido, pero por una vez, por esta vez, me gustaría serlo.
La quiero a ella de vuelta también, completica, quiero que los silencios me dejen de doler en el alma. Y quiero salir, sí, tener una vida. Sentir que me quieren, que le importo a alguien, que mis amigos tienen ese título por algo. Y no, me conformo con madrugadas de casa sola, música fuerte y coca-cola por galones. No sé qué tan patética soy, pero me suena a que mucho.

Hoy la madrugada pinta feo, así que me voy a dormir. Mientras mis dedos y capaz mi cerebro se regeneran un poquito.

Ay, cómo mataría por no dormir sola esta noche. Pero "paila", como dicen acá. Estoy sola, completamente sola, y me voy a dormir escuchando:

Psst: No te lo voy a decir aún, pero de verdad, quiero que no seas un error. Y si lo eres, que seas el mejor de todos, porque yo por tí, cenicienta, me la juego todita, pero depende de tí darme luz verde.

1 comentario:

Mi Ser dijo...

Me sonreí…. Definitivamente tus palabras sonaron en mi boca con sabores de pasados… con tanta pregunta que explota la cabeza….

Bien!... las respuesta no harán eco en las letras que marcas en el teclado en la madrugada…. Y probablemente no encontrarán respuestas en los amaneceres anaranjados que describes… Pero SI creo… que el tiempo… y el reflejo de tus ojos en los de ella pueden darte una luz para tus noches… o una brisa que acaricie el paso de tus manos sobre su piel.

No dejes de intentar…de creer… de anhelar… que el que conspira pronto abraza lo que anhela….


Abrazoles…
Mi Ser.