1.07.2010

Campaña de normalización.

Campaña de normalización. Me simpatiza ese término, lo he escuchado mucho últimamente (es lo que pasa cuando ya eres taaan gay que antes de leer el periódico y tomarte ése café mañanero, abres tu laptop y lees ambiente g) y me parece una buena estrategia. Al fin y al cabo no veo mucha diferencia entre una hetero, una bi y una lesbiana. No sé, se me hace que a nivel general la única diferencia es con quién se acuestan y eso, la verdad, es un rollo sólo suyo. Una mujer no es peor madre o peor ciudadana por líarse con otra mujer. Eso no la hace ni menos competente, ni menos inteligente, ni menos nada.

Mi campaña de normalización ha entrado a mi casa en forma de temporadas de The L Word vistas en el TV familiar (porque oh, todo mundo tiene televisión en su cuarto en esta casa, menos yo), artículos de la comunidad LGBT, la bandera del orgullo en mis muñecas, mis: "ya vas a ver que dentro de un mes te llego con novio, o novia quién quita", mis noticias LGBT comentadas en cualquier momento como cualquier otra noticia, los poemas lésbicos pegados en el corcho de mi cuarto, la bandera del bar de en frente y mi sonrisa frente a ella, el decirle "mi cenicienta" a Lía sin importar quién esté oyendo, el andar tarareando mujer contra mujer o por amor al arte, mis medias hasta el muslo y mi bufanda de arcoiris, mi patente indignación frente a cualquier comentario homofóbico, mis invitaciones a ver cine rosa...

No, no he salido del armario oficialmente. Jamás me he parado frente a mi mamá a decirle que me enamoro de mujeres, que sueño con acostarme con una, que estoy saliendo con una, que se me puede definir como bisexual. Nunca lo he hecho, y no creo que este año lo haga. Pero tengo la impresión de que mi mamá ya lo sabe, o al menos lo sospecha. Y me da la sensación de que cuando tengamos esa conversación, mi mamá se lo va a tomar bien.

Cuando todo esto empezó, mamá creía que The L Word era un programa obsceno que corrompía la juventud. Ahora, me pide que le descargue capítulos en su computador.
Creía también que a los bisexuales se los habían inventado los medios de la comunicación y la promiscuidad de la época, que no existíamos, y que por los homosexuales había que rezar ya que estaban alejados de Dios. Ahora dice que la bisexualidad es un síntoma de apertura ideológica y espíritual, y de evolución (obvio, los bisexuales que tenemos la cabeza bien puesta.. que no somos como Tila Tequila) y reza por los homosexuales, sí, pero para que Dios los proteja de los homófobos.

Me siento orgullosa con mi campaña de normalización, la que llevo a cabo todos los días en mi entorno (desclosetada o desde el armario, dependiendo la situación) y que me permite esto:

Hermanito -por quinta vez en el día-: Guevona.
Lú: Ya, enano, no más. Me podrán gustar las mujeres pero guevas nunca voy a tener, ¿ok?
Hermanito -sin inmutarse en absoluto-: No, eres una gueva que es diferente.

A pesar de que me provoque darle en la nariz de lo mucho que jode, adoro que mi hermanito (no tan chiquito, va a cumplir 15, joder) reaccione así.

Besos,
Luna.

PD: Y el próx post, ACUÉRDENME porque yo tengo memoria de pez, va sobre princesas. Y cierto premio precioso que me embolsillé hace poco ;)

6 comentarios:

T. dijo...

¡Pero cuánto activismo, cuánta bandera! :)

T. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Mi Ser dijo...

La definición jamás mejorará ni empeorará el resultado... simplemente será como Es...de frente al sol... o en lo obscuro de una habitación....
las máscaras poco sirven con las personas que nos aman... porque incluso en su inmenso amor silencian sus pensamientos encontrando justificación...

Lo que "Es" llegará a lo natural sin que te preocupes demasiado por ello....

sin leer demás... tienes una hermosa familia....
Abrazoles
Mi Ser

Mar dijo...

Che, qué bien lo que hacés. Tu vieja, sin dudas, una genia.
(Me reí con lo de Tila Tequila).
Un besote Luna, me colgué con tu blog, voy a seguir chusmeando :)

Lyds* dijo...

Hey, el año apenas comienza, no digas que este año no lo dirás... falta mucho y, who knows?

¡Qué buena campaña! También la he utilizado, con mi papá sobretodo... todo está bien si no le hablo de "locas" y "maricas" ¬¬

En fin.
Besos Lunita :D
Love ya!

Luna dijo...

T: Sólo una cosa por decir: =D.

Mi Ser: Un placer darte la bienvenida y a veces las definiciones y las etiquetas pesan, y bastante. Y hay gente que se supone te ama y ante una etiqueta resuelve no amarte más. Mi familia por fortuna es preciosa, pero no la de todos es así.

Mar: ¡No me esperaba encontrarte comentanto mi blog! El tuyo me encanta. (Y yey, de hecho lo escribí precisamente para que se rieran ^^). Un abrazo enorme.

Lyds: Lo del año lo digo porque tengo la firme creencia de que salir de la armario en esta edad es una mala idea. Pienso esperar un par de años más. No quiero que me vengan con que es una etapa, no soportaría la indignación. Lov ya tú!