12.18.2009

Mucho más voltaje.

(Porque tenía que descargar mi cabeza, y mi diario de papel está muy lejos. Un post que probablemente sólo me interese a mí)


Lía y yo somos una descarga eléctrica, o así lo siento yo. Cada día me sorprende más esa muchachita, y por más que intento no me aburre. No logro que lo haga, ni por un instante, ni siquiera cuando está caprichosa y resuelve que no quiere hablarme y sólo escribe pedacitos de canciones en el messenger.
Cada día me enamora un cachito más, y me gustaría pensar que hago lo mismo. Pero un momento, tatequieto Luna. Prometí no hablar de amor. No después de lo que pasó la última vez con ella.

¿Qué pasó? Me dijo que me amaba, y luego echó para atrás. Así, como lo oyen. Retirada absoluta, entre un montón de disculpame, porque Lía no puede evitar disculparse por casi todo (despertarme a las 3 am, largarse para la costa, acabar con mis minutos, causarme un cuasi paro cardíaco, y decirme que no me ama of course). Pero la entiendo, soy mucha presión. Soy la boluda más enamoradiza que hay sobre la faz terrestre y eso no está para nada bien, y no está bien que espere lo mismo de los demás. Y que alguien te esté repitiendo cada cierto tiempo "te amo", cuando nadie más te lo había dicho en la vida, pues precipita las cosas. Además, mi profesor de física (ex-profesor, uhm..lo voy a llamar el Sabio Marsopa de ahora en adelante) que nos conoce muy bien a las dos, me dijo algo muy muy probable "Tonta, pues te lo dijo porque en el momento lo sintió. Ella es así. No todo el mundo es "flash"como usté para estas cosas, dele tiempo".

Y por eso me prometí dejar de hablar de amor. A su vez, Lía hizo una promesa también. Prometió ser completamente sincera conmigo, más sincera que nunca en su vida, y si no se siente sincera diciéndome que me ama, pues me la banco. Y contenta. Porque el voltaje que tiene esa mujercita me electrifica de la cabeza a los pies.

Lía tiene una historia tan heavy como la mía. Similar y a la vez completamente opuesta, como el reflejo de uno mismo en dos caras de una cuchara. Así. Lía es una nena enredadita porque oh, no, a mi no me puede gustar alguien normal, simple, fácil de querer. Luna siempre tiene que meterse en líos, pero así le gusta.

Lía es mi historia hecha piel. Yo soy su historia hecha alma.

Y por eso, people, encajamos tan bien. Ambas tenemos algo que la otra necesita, ambas estamos desesperadas por volvernos piel y alma. Yo estoy harta de ser letras, ella está harta de ser objetos. Y ambas tenemos esta sensibilidad, este noséqué de artistas, esa candela que nos quema los pies.

Y yo ya me cansé de jugar a la tonta irremediablemente enamorada para convertirme un poco en Sam, y aplicar el papel de seductora. A mi manera, claro, por es ella la que toca el saxofón.

El juego es un poco injusto porque es ella la que tiene toda la madera de seductora, es ella la que llama y se ríe y me dice "descríbeme dónde estás. uhm. y cómo estás. ahm. ¿me imaginas a mí? Imagíname..." (y no importa cuánto le repita lo poderosa que es mi imaginación, ella insiste en que no le ponga freno), es ella la que canta canciones que elevan el ritmo cardíaco, es ella la que no deja de asombrarme con lo inteligente que es, es ella la que dice que me parezco a un personaje de Cortázar ("sos..como un personaje de Rayuela. Pero no, no la Maga, no. Te imagino sentada en el restaurante donde se le cae el cubito de azúcar, allí, sentada"), es ella la que me "roba" besos por messenger, porque copió mi manera de describir acciones mientras chateo, y ahora le encanta ponerme a mil con la idea, es ella la que dice "ay MI lunita enamoradiza y loca" y me hace sorprender de lo mucho que me agrada ese MI.

Creo que esto era la que estaba buscando, desde hace más de un año. A ella la estaba buscando. Con sus líos y su "en eso soy un poco como los gatos, infiel, aunque a veces me sorprendo". Me arriesgo, salto al vacío por ella, por sentirla y que me haga sentir. Salga o no completa de esto, este arriesgando o no más que ella, no me imorta. Me la estoy gozando y a veces eso es lo más relevante.

Ayayay cómo quiero que sea 6 de enero y me traigan de regalo de reyes una Lía empacadita y con un moño :3 (si ella lee eso, me manda a la mierda.."¡¿¡Un moño, Luna?!?" jajaja.)

Ces't finie. Sólo necesitaba sacarlo de mi cabeza.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

:)

~ Sil ~ dijo...

aww que tierno todo lo que escribiste.
Espero que "Lía" no te lastime y que salga todo más que redondo!.

Me gustaron tus blogs!
Voy a seguir pasando!
Besos

Luna dijo...

Ahhhh. Exijo saber quiénes son mis anónimos. Me rompe las pelotas imaginarme cosas. Pongan un nombre, un seudónimo, un asterisquito... pero por favor, quiero saber qué anónimo es cuál.

Sil: Gracias! Y ve, es que me pongo cursi a veces. Yo también espero que todo salga más que redondo.
A mi me encantó el tuyo, bienvenídisima a seguir pasando.

Lyds* dijo...

"y por más que intento no me aburre."
Leí esto y recorde cuando mi tonta decía que yo no la aburría.

Ah se me partió el 'alma' :(
Aunque me alegre de nuevo porque sé que Luna está bien. :D

Yo también te quiero Lunita, por montones.

(Y si anónimo pone un asterisco, no sería igual?)

¿Lesbiana? dijo...

Qué lindo! El amor que sobrevive es el que hace que las personas se complementen. Lo supe desde que entendi la relación de mis padres.