11.11.2009

Cuando la vida te da tres vueltas y 270º-

Son la 1:07 min de la madrugada del jueves. Tiemblo. Pero no por frío, ni por sollozos atorados en la garganta, ni por miedo. Tiemblo porque mi organismo dice a gritos que tengo que dormir. No duermo más de 4 horas diarias (y eso cuando tengo suerte) desde el jueves pasado, ¡y eso incluye sábado y domingo!
Supongo que en el colegio decidieron darnos una probadita de lo que es el ritmo de la universidad.

Estoy mareada, me duele la cabeza después de terminar tantos talleres, pero aún me quedan por hacer un índice onomástico y uno temático de mis apuntes del año. Bastantes apuntes, por lo tanto bastantes nombres y temas, eso empastado para el viernes a las 8:00 am. También está la síntesis para el quiz de física, que no sé si será para mañana o no, pero que ya me veo haciendo en el descanso. Y el enorme taller restante, el de filosofía, para el viernes también. Ah! y los exámenes finales para la próxima semana.

Debería estar trabajando ¿no? Digo, en vez de andar por aquí escribiendo tonterías. Pero no, tenía que escribirlo en algún lado y sabemos que este es mi diario virtual. Además, quería pedir perdón por no volver a postear... es lo que pasa cuando no tienes tiempo ni de dormir.

El viernes termino las clases, el 5 de diciembre me gradúo. ¿Quién lo creería? Ya, ya, ya casitico termino esto. Au revoir, colegio. Hablando de terminar el colegio, sigue la universidad. ¿Se acuerdan de que les hablé de la universidad del Rosario? Bueno, pues voy a estudiar sicología en la Universidad de la Sabana.
"Qué que?" Sí, tal como lo leyeron. ¿Por qué? La historia es muy larga y no tengo mucho tiempo (recuerden la lista de trabajos por hacer), pero digamos que me enamoré. El pénsum, de la Sabana me hizo sentir lo mismo que el campus de la Javeriana. Esa sensación de calor en el pecho, de..."¡es esto lo que quiero hacer, es aquí dónde quiero pasar los próximos 3 o 5 años!"

Lloré mucho cuando tuve que dejar la Javeriana atrás sin siquiera inscribirme, o bueno... mucho no porque tomé la decisión mientras estaba en Winchester, y el ambiente inglés no me dejaba llorar del mundo -estaba viviendo un sueño, al fin y al cabo-.
Después de eso comencé a hacerme a la idea de estudiar en el Rosario. Era un buen programa, mi colegio era colegio convenio y prácticamente me rogaban por aceptar la beca del 50%, y estaba la posibilidad de largarme en 3 años a Bolonia, Italia. Pero no me convencía, iba a estudiar por allí por razones no del todo correctas, no sentía esa felicidad inundándome los pulmones como la primera vez que pisé la Javeriana.

Me aceptaron en el Rosario, por supuesto. Beca a mejor Icfes (30%) que sería reemplazada -no acumulable- con la del colegio (50%). ¿Valor final de la matrícula que tenía en mis manos? $3'000.000. Eso era mejor que nada, al fin y al cabo. Mejor que pagar el doble, plata que no tengo. Pero esperé, era tanta la sensación de... de tambalearme al pensar en la universidad, que estuve esperando hasta la fecha límite de matriculación (25 de nov) hasta hoy...

Mi tía conoce a la ex-decana de la facultad de sicología de la Sabana. La ex-decana conoció mi caso (promedio del Icfes, promedio del colegio) y como soy una nerd declarada (4to puesto y promedio de 4.9 sobre 5.0 en el colegio) me recomendó a la universidad. Obviamente, a las universidades les encanta tener alumnos insignia, prospectos excelentes, y el miércoles de la semana pasada me llamaron de la Sabana a MI número privado de celular (que nadie tiene... mi mejor amigo, y algunos contados familiares.) a invitarme hoy (ayer, miércoles en realidad) a conocer la universidad. A las dos horas llamó mi tía, obviamente a presionar para que yo aceptara la invitación. Acepté, poco o nada convencida... la Sabana nunca había sido una opción, además de que me sonaba demasiado lejos y demasiado Opus Dei. (Dato a aclarar: No es un factor determinante para ninguna de mis decisiones, pero mi tía tiene plata. Es relativamente importante tener a mi tía feliz. Por eso suelo darle gusto, aunque al final me salgo con la mía... -casi siempre-. Tía que cree que todos sus consejos son tomadisisisisímos en cuenta = Mamá de Luna que puede respirar tranquila porque no le va a tocar sacar un préstamo suicida para la matrícula de Luna )

Así que fui. Queda en la reverenda mierda, para ser sinceros. Por fortuna tienen buses especiales (sí, así, como los buses de colegio). El campus... me habían hablado maravillas del campus, pero para mí no importaba mucho (cof, mi campus soñado tiene nombre ya, cof) mas si es lindo, con lago y etcéteras. Parecido a mi colegio, muy club campestre.

Ay, ay.. pero cuando yo entré a esa oficina y la profesora me empezó a hablar del programa ¡me enamoré! Ni conductivista (como me lo temía), ni demasiado cerrado (relativamente open-mind, para qué), bastante multilineal, convenios con medio mundo y doble titulación con la U.Bolonia y la U.noséqué de Australia... ¡¡y no es obligatorio hacer tesis!! Y también está la cámara esa de nomeacuerdobien. El nombre es complicado, don't blame me. El punto es que es esa cámara tipo "law and order" donde le hacen preguntas a la gente y el resto del mundo los ve a través de un vidrio de un sólo sentido. Sí, ésa donde hacen los interrogatorios. Bueno, la Sabana tiene una y la usa para la entrevista y diagnóstico en vivo de pacientes con patologías siquíatricas <3>

Me fui contenta, saltando y sonriendo... sobretodo cuando (haciendo una excepción del tamaño del Himalaya, porque normalmente no dan becas a primer semestre, y en sicología no están aprobadas casi ninguna) me aseguraron una beca de mínimo 50% pero... de posiblemente el 90% del valor del semestre. Recen por mí para que sea el 90%. En todo caso, estoy más feliz que una hormiga en una nevera... por primera vez desde hace dos meses quiero entrar a estudiar YA, y eso es lo que en realidad cuenta.

Los dejo porque me estoy cayendo del sueño y una hoja de vida (sí! se me olvidaba, además de todo debo hacer una hoja de vida para empastar junto con los índices) me llama.

Después de tres vueltas y un giro de 279º se despide,
Luna.

PD: Recuérdenme hablarles de Lía, la nueva niña que me gusta, en el próximo post ;)

2 comentarios:

Lyds* dijo...

LUNA NOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO.

No, no no y no. (bueno esos "no" no eran necesarios... pero era para darle mas drama a mi comentario)
La sábana nooo! Es mala, re mala. Uf te acepte la Rosario sobre la Javeriana porque... porque no sé! pero te lo acepte (jaja) Pero estooo?

(U)
NOOOO!

PD: No te olvides de hablar de Lía :)
PD2: Mi prox finde también está reservado pa' vos !

monica dijo...

uuuuuyy quien es lia?? :-(
a mi tambien me encantaba el pensum de la sabana, pero ni modo, no tenia la plata y no tenia tus promedios, me toco estudiar en una mas economica. es muy buena la carrera, y con tus promedios prometes muuuucho.
pikitos, cuidate