6.11.2009

Crónica de una semana tempestuosa.


¡Ayyy qué alegría que mañana es viernes! Lo necesitaba con todo mi corazón. ¿Por qué? Pues porque esta semana fue un pandemonium. Aleluya que acabó, me pareció que duró mil años.
Observad como esta semana los astros estaban en mi contra:


El lunes: Mi primita adorada decide hacer su fiesta de 14 añitos.. ¡el domingo!, de modo que muy resignada y por lealtad familiar (sí, cómo no) asistí hasta pasada la medianoche. Al parecer mi prima y sus amiguitos no tenían colegio el lunes. CRASO ERROR, porque yo sí.
El lunes, bueno ¡qué decir! fue un día lunésico. Odio los lunes, as well como los domingos. Y me da síndrome de principio de semana (los síntomas del síndrome incluyen: ojeras púrpuras, labios permanentemente fruncidos, ojos enrojecidos, cara de "si te acercás o me preguntás algo...te muerdo", puteadas permanentes acerca de cualquier profesor/tarea/materia, tendencia a caer dormida en cualquier rincón y pesismismo indomable), síndrome que se agudiza cuando estoy trasnochada.
Pero lo peor fue la tarde. Entre que tenía un informe gruesísimo que redactar en inglés acerca de Pride & Prejudice, una investigación de historia que nunca se acababa (lo juro! he trabajado más de 3 días, más de 45 horas contadas por reloj, en esa investigación que todo el mundo hizo en 3 horas..¡y yo no termino! será que soy muy meticulosa, o que leer tanto La historia sin fin me afectó, y ahora me topo con la investigación interminable) y que ella no aparecía desde el viernes. Caos, caos, caos.


El martes: Qué martes tan negro, que día tan triste. Y eso que hizo sol todo el día, lo vi coquetearme por la ventana en un mal intento de animarme.
Me limitaré a decir que el martes fui llevada al siquíatrico (por primera vez en el año, segunda en mi vida) y estuve a -literalmente- una decisión de ser internada. ¿Por qué? Estrés emocional, sumado a estrés académico, sumado a que no veo a mi sicoloca desde hace mucho más tiempo que el recomendable.
Llegué al colegio a las 3:45 pm, obedeciendo a la orden de "si no das la cara, no superas la crisis; si no superas la crisis, te quedas aquí hasta mañana". Llegué 15 minutos antes de que se acabara la jornada escolar, creo que a mi coordinador le asustó tanto mi cara de funeral y el tono vacío de mi voz, que no necesité dar muchas explicaciones para que me dejaran entregar uno de los trabajos ahí mismo (a las 3:50, siendo que tenía que entregarlo a las 7:30), uno para enviar por correo antes de las 11pm y otro días después. En todo caso, la orden del siquiatra de turno era clara "nada de lástima, nada de plazos exagerados, aférrate a la rutina".. así que eso hice.
La tarde/noche no fue tan mala. En parte por el período engañoso de euforia post crisis, en parte porque ella apareció, en parte porque me dediqué a ocuparme en vez de pre-ocuparme, y finalmente porque de seguro aún tenía narcóticos varios en la sangre.


El miércoles: Tenía sueño atrasado desde tiempos inmemorables, tenía cansancio en todos los sentidos, y me había acostado a las 3 am entre trabajos y estudios. Teníamos la "prueba tipo ICFES*" del semestre, una prueba de 5 materias (mate, física, química, lenguaje y filosofía), cada una con 5 preguntas y en el que nos jugábamos el 20% de la nota del período.
La presentamos a las primeras horas, quedando virtualmente con el cerebro derretido y los nervios a mil. Luego tuve mi MUY ADORADO y relajante taller de cine en el que vimos "Sueños de fuga", una película que súper recomiendo y que me hizo estremecer (sobretodo por aquello del suicidio y de no encajar en el mundo fuera de la prisión*cof,psiquíatrico,cof* y demás) y luego bajé a jugar fútbol con mi adorado equipo (que jugó el partido sin mí porque yo estaba aún en el taller, sigh.) y un grupo de niñas bastante locas. Luego, gracias al cielo, a clase de filosofía.
Pero no. Cuando entré al salón la escena que me recibió fue Dana (si la mismísima de "si yo fuera lesbiana") cayendo en cámara lenta, desmayada. Sin que Pollo, un compañero de mi curso ♥, pudiera sostenerla. Y claro, entra Luna to the rescue, que la salva de totearse la cabeza contra la pared. Luego de eso me quedé 20 min intentando que reaccionara ("mírame, bonita, aquí, enfócame a mí" Sigh. Agotador) y 10 min de viéndola angustiada hiperventilando y firmemente agarrada a mí (tengo sus uñas tatuadas! x.x) suplicando que no la dejara sola. En total 30 min de sostener todo su peso contra mi pecho y de una angustia impresionante, mientras esperábamos por ayuda. (Quiero aclarar que la ayuda llegó 30 min después, porque Dana tiene la maña de andarse desmayando. No es la primera vez -aunque sí la primera que la veo tan mal- y el médico ha dicho que no es tan grave, y todos creemos que es 50%físico 50%ganas de llamar la atención. ¿Comenté que suelo tenerle ganas a las pendejas zorras locas, y aprender a quererlas? Soy un caso ¬¬). Cuando llegó la ayuda tuve (¿tuve? O soy re-sapa y no quería dejarla sola?) que ayudar a cargar la camilla como durante 20 metros, con escaleras incluidas! Hasta que un niño lindo de noveno me ayudó (:.
¿Resultado? Terrible preocupación, algo de rabia por que Dana me ponga así siempre y yo siempre esté ahí para ella, y una muñeca esguinzada.
Yep, Luna no puede hacer esfuerzos bruscos con su mano derecha porque se la lesionó hace un año y la lesión no terminó de sanar. Cargar una camilla (con enfermo encima) se considera un esfuerzo brusco. Por lo tanto, Luna ahora tiene inmovilizada la mano derecha, orden de no moverla en 10 días, y le duele terriblemente. Pero no se puede quejar porque le pasa por tarada.

El jueves: Exámenes semestrales finales de filosofía, física, español e inglés. Otro 20% de la nota final. Todos al tiempo, 10 preguntas de cada materia, 2 horas para responder.
Estudié las primeras horas, agobiada por la inminencia del examen y el cargo de culpa por no estudiar la noche anterior (cof, estaban inmovilizándome la mano, cof). Luego presenté los exámenes, terminé muy rápido... no sé por qué, no quiero pensar por qué.
Dana no me dijo NI gracias por lo del día anterior (lunasapatarada,cof) y luego nos entregaron los resultados del Simulacro ICFES** y me fue como una patada en el estómago. Bajé 10 puntos el promedio general en comparación con el simulacro pasado (sigo en los primeros puestos de mi curso, con un muy buen puntaje, pero ¡¡10 puntos menos, en escala icfes es MUCHO!!), y pasé de nivel "ALTO" a "MEDIO". La crucial diferencia entre una beca (oh anhelada beca) o no. Entre un futuro o no. Ah, y de postre... me saqué 3.0 (Sobre 5.0, en mi colegio se pasa con 4.0) en la prueba tipo Icfes de matemáticas del miércoles. Un asco.


El viernes se pronostica: Exámenes de matématicas, química y biología en el mismo formato que los anteriores. Glup. Y, afortunadamente, salida temprano a las 2pm e irme con las niñas a enloquecer y vengarnos de una semana de mierda.

Los deja y se va a estudiar,
Moonie Moon.(?)





*ICFES: Instituto Colombiano para el Fomento de la Educación Superior. Y lo más temible que quiero que tengan en cuenta es el examen ICFES (comúnmente llamado EL icfes), un examen de estado que presentan todos los bachilleres colombianos en su último año, en el cual se evalúa toda su educación colegial y se lleva a cabo un domingo con sesiones de 4 y 5 horas, separadas por un descanso de 1 hora y 200 preguntas de TODAS las materias por sesión. Este examen es el causante del alto nivel de estrés de los estudiantes de último año, ya que en gran parte con el resultado se juegan el cupo en la universidad, "el futuro". Además, los colegios presionan mucho porque se les califica según el promedio que tengan sus bachilleres cada año, mi colegio está en el escalafón más alto...se imaginarán.
**Simulacro ICFES: Prueba indentica al examen real, que presentan los que quieren como práctica para EL Icfes. Es como un examen real, pero sin presentarlo al estado y sin que de eso dependa tu carrera. Los colegios hacen que sus alumnos presenten varios a lo largo de los últimos años para que se acostumbren al formato, las preguntas, estar 8 horas sentados y para saber que esperar, ya que normalmente refleja los resultados que se obtendrán en el Icfes real.

4 comentarios:

Luna dijo...

Cambié colores. ¡FINALMENTE, no más negro a raudales!
¿Les gusta?

Lobito dijo...

Me encanta!

Che, no te dejes agobiar tanto por las tareas del colegio. Acordate que sos joven, y la vida va más allá de los libros y querer gustarle a los adultos por tener todo 10.

lau dijo...

lo primero que noté fue el cambio de colores..nice choice (Y), igual la otra combinación estaba cool también..

qué semanita..
pero ni modo, no queda otra más que seguir el ritmo de la rutina, sino después se acumulan las cosas o nos quejamos de lo mal que nos va (our mistake).

aprendí a ver el lado positivo: siempre se puede estar peor xD

sí, es positivo, believe me u.u


cheers...

DELIRANTE dijo...

Los fondo negros me molestan, no pq no me guste el negro es sólo q me canso mucho al leer, un color neutro es mejor... Me encanta tu blog, me encanta como escribes, y no t estreses tanto mujer, lo importante muy difícilmente lo vas a conseguir con las mejores notas y el ICFES a mi no me valió de nada...