1.23.2009

But it's nice to say that we played in the dirt,
Oh dear, cause here we are, here we are
Here we are. We're still here
And what a beautiful mess this is
It's like picking up trash in dresses


Estas fechas me tienen más que rara. Ajena, extraña. Estoy feliz, muy feliz, tanto que llevo más de 15 días sin llorar. Creo que voy a considerar escribirlo como un récord. Más de 15 días en los que camino por la ciudad sin patear las piedras, sintiéndome suficiente para el mundo. No es descriptible quién soy en estos días. Ni las palabras ni el espectro de colores alcanza, quizás tienes que verme para descubrir que las ojeras no están, que las líneas cicatrizaron, que el hollito de mi mejilla es casi permanente de todo lo que sonrío.

Pero aún así, no me siento completa. Realizada, dicen las señoras de las revistas. No, no me siento realizada. Quizás es el momento en la vida en que aterrizas y te dices: "Quiero a alguien acá" y miras tu cama y suspiras. El momento en el que empiezas a plantearte si eso de "orgullosamente soltera" es orgullo del estúpido (si, de ese mismo que nos hace decir "no, pues ya no. Jódete." cuando en realidad nos estamos jodiendo nosotras) o orgullo de ser como somos y estar contentos sin mensajes melosos al celular y escenas de celos pasadas de moda.
A las nenas de trece les da esto. Si, señores, dije de trece. No de diéciseis..miren si estoy atrasada con todo!
Yo no lo sabía pero ahora que hago memoria a mis amigas les pasó, de testigo están las millones de horas que pasaban muriéndose de amor en mi oído, o en la montaña del recreo. Y yo que le huía a la cantaleta y miraba a los niños, pensando en lo aburrido que sería tener uno pegado a tí, ¡y en lo divertidos que eran como amigos! Otro síntoma es el de mirarte al espejo y decir "si yo fuera más así le gustaría" y en el caso de algunas recurrir a toneladas de maquillaje..

Bueno, hoy me miré a los ojos, en el espejo. Me pregunté dónde estaba la gente que quiere algo conmigo. Que estaba haciendo, qué era yo, para que no hubiera nadie. De más está decir que mi autoestima no salió ilesa del episodio. Pero cuando te has pasado al menos 10 años de tu corta vida mirandote al espejo y preguntandote qué eres tu y por qué nadie te quería... bue' pues descubrir que quizá no eres la persona más sexualmente atractiva de la historia no te causa una tentativa de suicidio (lo otro si, creánme).

Lo más..notable del caso, es que supe a quién quería a mi lado. Quiero una mujer. Si, el reflejo me dijo (en argentino, like evá, el acento de mi subconsciente no cambia): Lú, vos lo que querés es una mujer. Necesitás una mujer a tu lado en esta época de tu vida.
No sé que tanta razón tenga, pero si sé que eso es lo que quiero. Es algo fuerte empezar un año con esa certeza, sabiendo que te va a joder vida y media aceptar en "el país del sagrado corazón" (x.x) que eres bisexual. Y para sazonarlo mejor: que prefieres a las mujeres. ¡A los diéciseis! cuando se supone que no tienes ni idea de nada.
Bueno, pues yo estoy segura. Estoy segura porque me duermo soñando con ello, porque me las imagino en todas partes. Porque quiero tocarlas, sentirlas... bue' me callo o será muy fuerte. Y no estoy segura de a qué nivel seré capaz de llegar.

No tengo ni idea dónde esté la parte que me va a hacer sentir completa -por ahora-. Sólo sé que lo necesito y tenía que expresarlo en algún lugar. Que la necesito. Qué linda y que desastre que soy, no? pero últimamente así me gusta ser.

Desvarío demasiado, y me tengo que ir. Probablemente esto tendría que haberlo puesto en Al Son Del Arcoiris pero como con la alegría no se me quita lo inconstante y poco previsiva...pues el blog de estas cosas está en vacaciones. ¿Por qué? Porque me había cansado (me cansé, realmente, y espero que de por vida) de estar detrás de gente que no me va a dar ni la hora y que juega conmigo. De babear personas que nunca me mirarán de la manera que quiero. Estaba (¡estoy!) harta de tener ganas permanentes arruinandome las neuronas y el raciocinio...

No quiero volver a las situaciones de antes. Ni con ella ni con nadie. Pero sé que,¡por fin!, estoy lista en mi vida para asumir algo a lo que le huí mucho tiempo. Que por fin el "tren del noviazgo" (seguimos con los términos de revistas malas) llegó. Que cuando la vea, y sepa que las cosas van a ir bien, van a coger rumbo y no van a ser un juego de adolescentes estúpidas con ganas de probar..
Cuando sepa eso, sonreiré y me animaré a decir oficialmente...

"Gente, tengo pareja. Estoy enamorada"

Y quizá, por default, me animaré a decir: "Te presento a mi novia"

Se va por ahora una Luna soñadora y un poco enredada. Que sabe que vivir con una certeza así es joderse un poco más la vida, pero que está dispuesta a hacerlo porque necesita alguien a quien acoplar en su vida, porque necesita y quiere y anhela alguien a quien amar.

Bah, me estoy poniendo cursi y me va a dejar el transmilenio.

But sugar don't forgettin' what you already know
that I could be the one to turn you out
We could be the talk across the town
Don't judge it by the color, confuse it for another
You might regret what you let slip away


¿Alguien que se anime a darme su teléfono? o ¿pongo un anuncio en las páginas amarillas?
Jajajaja, nah, sólo estoy jodiendo. Cuando uno está seguro de algo,
adquiere la facilidad de esperar.

1 comentario:

Lobito dijo...

Te quiero, Lú.
Me alegra saber que estás fortaleciéndote, eso es un avance enorme.
Y bueno, si la estás esperando... No, nena, no esperes. Hay que ir detrás de los problemas, no esperarlos :D