12.17.2008

Vos, podés guardarme un secreto?

Eterna soledad,
el tiempo danza en la madrugada
y no puedes dormir,
si están todas las luces apagadas.

A ver, diario, vengo con todas las ganas de volverte a ser fiel. Las tengo porque es tarde en la madrugada y... bueno, no puedo dormir. Pesadillas lunáticas a la orden.
Que tengo un amante de papel, lo tengo, pero sabemos que le tengo la misma fidelidad que a vos.

¿Vos, podés guardarme un secreto? Espero. Más te vale. Ándate a la mierda si no.
Igual no podés hablar -¿ves mis ventajas?- y nadie te puede encontrar (a menos que aún guarden la url), nadie te puede robar. Sos mío, todito, de la cabeza a los pies. Y hago contigo lo que me viene en gana.

Perdoname si te abandoné. No fue intencional, o si lo fue pero tenía mis razones. De cansancio, de dolores, de experiencias nuevas. Y tenía miedo. Miedo de que todo lo que te escribiera se perdiera con una contraseña, con un "borrar base de datos", con un "me aburrí".

Pero volví. V-O-L-V-Í. Dame crédito por eso. Volví porque te necesito, porque los lugares para estar triste, para abrirme, para gritar.. se van cerrando. Se agotan. Porque necesito soledad sin expectativas. De esa soledad en la que sabés que estás solo. No de esa en la que esperás -en vano- a que alguien toque la puerta y te salve. Porque me cansé, diario. Me cansé de esperar gente que no llega, o respuestas que no son, o gestos que son incorrectos. Estamos solos, vos y yo, ¿me entendés? Si alguien llega, le abrimos las puertas y le sonreímos, pero no nos comprometemos. Le dejamos entrar. A nuestro cerebro, dentro de nuestras piernas, entrelazamos manos. Y ahí paramos. Córazon, fuera.

Vamos volver a empezar. A jugar de nuevo. Y vos, vas a empezar conmigo otra vez, right? De cero. Por eso estás un poquito editadito, por eso guardé algunas de tus entradas en el cajón, y demás.

..."no hay que atarse a la gente", dijo ella. Sabia que es. Pero, le hago un cambio a la frase. "No hay que atarse a la gente, hasta que se aten a tí" Y a eso se le agrega que tengo que aprender a atarme en la misma medida que los demás se atan a mi, o menos. No puedo seguirme matando por gente que no lo haría por mí, ni seguir sufriendo por cosas idiotas.
Si, decilo pues, decilo.

-Bitch-

Todo lo que quieras, amor. De la cabeza a los pies, ida y vuelta. Porque, lo decía Rosario Tijeras "los buenos siempre sufren". Y me cansé de sufrir.
..."intentá buscar otra persona. Aunque sea just sex or whatever", dijo también. Es sabia, en serio. Así que estoy abierta a opciones. Que vengan los que tengan que venir, que necesito matar un par de fantasmas a punta de tentaciones.

Y se lo decía ayer a Cosa. Tengo ganas de jugar con fuego, joder. Soy una pirómana en todos los sentidos, no quiero dejar de serlo en este.
-Pintarte las uñas de negro, no ayuda-
Y vos te creés que no lo sé? Pero me gustan pintadas de negro, antes que de rosa como las tenía antes.

Quiero pintar. Si, a las 4 am me dan ganas de pintar. Y de conocer gente. Toc, toc...¿alguien ahí? Aquí nadie, pero ya veremos.

Me voy, a dormir. Solita, solita. Dormí, diario, dormí porque pienso volver. A renacer los dos, a llenarnos de secretos y de intrigas.
Que a las misteriosas, les dan más.

Eterna soledad,
sé que la gente busca tu consejo
hay que correr el riesgo
de levantarse y seguir...

...cayendo.

2 comentarios:

Hannibalcaniballirico dijo...

Sí, el mío.

Gracias, Lunita de mi corazón. Un beso, seguí escribiendo así de hermoso.

Vaudeville dijo...

Luna es sabia cuando quiere pero se tira abajo demasiado u_u


Te quiero, Lunita.
(Es extrañísimo leerse en "boca" de otro, btw o.o)